Los imanes de alto poder son un riesgo de seguridad para niños - - desde pequeños hasta adolescentes. El creciente número de incidentes reportados a la CPSC indica que niños están tragándose estos imanes y las lesiones son serias. 

Los imanes de alto poder son un riesgo de seguridad para los niños, desde los más pequeños hasta los adolescentes. Un número cada vez más alto de incidentes reportados a la CPSC indica que los niños están tragándose estos imanes y que las lesiones son graves.

Cuando dos o más imanes se tragan, se atraen internamente entre sí. Muchos incidentes han acabado en cirugías para extirpar los imanes. Cuando hay que extirpar un imán quirúrgicamente, también hay que reparar el estómago y los intestinos lesionados del niño.

Si sospecha que se han tragado imanes:

  • Busque asistencia médica inmediatamente.
  • Los síntomas que se deben vigilar son: dolor de barriga, nauseas, vómitos y diarrea.
  • En las radiografías varias piezas magnéticas pueden aparecer como un solo objeto.

Estos imanes no son los de la puerta del refrigerador de su abuelo. Son hasta ocho veces más poderosos que los imanes que se encuentran en juguetes.



La CPSC proporciona alertas, guías, afiches, folletos, manuales y otros materiales que usted puede usar para ayudar a difundir en su comunidad información sobre seguridad en materia de productos del consumidor.

Usted puede solicitar* gratuitamente copias impresas de las Guías de seguridad enviando su solicitud a info@cpsc.gov. Por favor incluya el nombre y liga de internet de la guía, número de copias que solicita, y su nombre, dirección postal y de correo electrónico. Debe recibir su pedido en 3-4 semanas.

Las alertas de seguridad y los afiches de la Red para la seguridad de la comunidad (Neighborhood Safety Network, NSN, por su nombre y siglas en inglés) solo están disponibles en SeguridadConsumidor.gov para imprimir, publicar o compartir; no para ordenar.

Ver la lista completa de materiales educativos.