Consejos de Seguridad Para Las Cunas

Para los bebés de menos de 12 meses de edad, siga estas prácticas a fin de reducir el riesgo de que sufran de SIDS (el síndrome de muerte infantil repentina) y evite que se asfixien.

Use su cuna con seguridad

Para los bebés de menos de 12 meses de edad, siga estas prácticas a fin de reducir el riesgo de que sufran de SIDS (el síndrome de muerte infantil repentina) y evite que se asfixien.


Cuna
Acueste al bebé de espalda en una cuna que tenga un colchón que esté bien ajustado a la cuna y que sea firme.

No ponga almohadas, edredones, cobijas ni pieles de cordero en la cuna ni coloque cojines en forma de almohadas o juguetes rellenos de forma similar a la de las almohadas.

Considere utilizar un pijama de dormir en lugar de una manta.

Si utiliza usted una manta, coloque al bebé con los pies hacia el extremo de los pies de la cuna. Introduzca una manta fina alrededor del colchón de la cuna, cubriendo al bebé solo hasta el pecho.

Use solo una sábana bien ajustada sobre el colchón, fabricada en exclusiva para la cuna.


Revise la cuna de su bebé para garantizar que no presenta peligro alguno

Debería haber:

Un colchón firme y bien ajustado a la cuna de forma que el bebé no pueda quedar atrapado entre el colchón y la cuna.

A la cuna no deberían faltarle tornillos ni tener tornillos sueltos, rotos o flojos ni juntas u otros accesorios expuestos o en malas condiciones en el soporte de la cuna o el colchón.

No deberá haber más de 2 3/8 pulgadas (aproximadamente la anchura de una lata de bebida refrescante) entre las tabletas o varillas de la cuna de forma que el cuerpo del bebé no pueda introducirse entre las varillas de la cuna, y no deberá haber varillas rajadas ni faltar varillas en la cuna.

No deberán haber postes de esquina de más de 1/16 de pulgada de alto de forma que un bebé no pueda quedar enganchado por la ropa de uno de dichos postes.

No deberá haber recortes en la plataforma de cabecera de la cuna ni en la plataforma del pie de la cuna que permitan al bebé introducir la cabeza entre ellas y quedar atrapado.



En el caso de cunas y corralitos de malla, identifique las siguientes caracteríticas:

Malla de menos de un ¼ de pulgada de tamaño, con un tamaño menor de los diminutos botones de la vestimenta de un bebé.

Malla sin roturas, agujeros o hilos sueltos en los que pueda quedar enganchado el bebé.

La malla ha de estar bien sujeta al riel superior y la plataforma inferior.

La cubierta del riel superior no ha de tener roturas ni agujeros.

Si se utilizan grapas, estas no deberán faltar, estar sueltas o hallarse expuestas.

Para más información, pónganse en contacto con:
LA COMISIÓN DE SEGURIDAD DE PRODUCTOS
DEL CONSUMIDOR DE LOS ESTADOS UNIDOS
Washington, D.C. 20207

LINEA DIRECTA GRATUITA (Se habla español): 800-638-2772
INTERNET: www.cpsc.gov