¿Dónde se ha reportado la presencia de los paneles de yeso problemáticos?

Hasta el momento, la CPSC ha recibido alrededor de 4,051 informes de residentes en 44 estados, el Distrito de Columbia, American Samoa y Puerto Rico quienes creen que sus problemas de salud y la corrosión de ciertos componentes de metal de sus residencias están relacionados con la presencia de paneles de yeso fabricados en China. Autoridades estatales y locales también han recibido reportes similares. Nosotros recibimos nuestro primer reporte de un consumidor sobre un incidente el 22 de diciembre del 2008. La mayoría de los reportes recibidos por la CPSC han venido de consumidores que residen en el estado de Florida. Los otros reportes han venido de consumidores de Alabama, Arkansas, Arizona, California, Connecticut, Delaware, Georgia, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Nevada, New Jersey, New Mexico, New York, North Carolina, Ohio, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, South Carolina, South Dakota, Tennessee, Texas, Vermont, Virginia, Washington, West Virginia, Wisconsin, Wyoming, el Distrito de Columbia, American Samoa y Puerto Rico.


Número (y Porcentaje) de Reportes por Estado



Los consumidores mayormente reportan que sus residencias fueron construidas desde el 2006 hasta el 2007 cuando ocurrió un aumento sin precedentes en construcciones nuevas debido en parte a los huracanes del 2004 y el 2005. Las características comunes de los reportes sometidos a la CPSC por los residentes que creen tener los paneles de yeso problemáticos son:

  • Los consumidores han reportado un olor a "huevo podrido" dentro de sus residencias.
  • Los consumidores han reportado problemas de salud tales como picor e irritación en los ojos, dificultad al respirar, tos persistente, sangrado por la nariz, gotereo nasal, dolores de cabeza recurrentes, sinusitis y ataques de asma.
  • Los consumidores han reportado componentes de metal corroídos y hollín negro en sus residencias y el tener que reemplazar frecuentemente piezas de las unidades de aire acondicionado.

(Este documento fue preparado por el personal de la CPSC. No ha sido revisado o aprobado por la Comisión y puede que no refleje necesariamente las opiniones de la misma.)