CPSC y Burger King Avisa a Consumidores Para Destruir Las Pelotas de Pokemon

Para publicación inmediata Contacto en la CPSC: Jesus Chairez
27 de enero de 1999 (214) 827-6239
Publicación # 00-046
 

CPSC y Burger King Avisa a Consumidores Para Destruir Las Pelotas de Pokemon

WASHINGTON, D.C. - El jueves, 27 de enero de 2000 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo y Burger King están advirtiendo a los consumidores que tienen que destruir inmediatamente las pelotas de Pokemon distribuidas con las comidas de niños clientes de Burger King de noviembre a diciembre de 1999. El 25 de enero de 2000, un niño de 4 meses en Indianapolis, Ind., según informes, se asfixió cuando la mitad de una pelota de plástico de Pokemon se le quedó pegada en la cara. 

Burger King, en colaboración con la CPSC, anunció una retirada de más de 25 millones de pelotas de Pokemon el 27 de diciembre de 1999. Las pelotas presentan un riesgo de asfixia para los niños menores de tres años de edad. 

En diciembre, una niña de trece meses se asfixió, según informes recibidos, cuando la mitad de una pelota de Pokemon le cubrió la nariz y la boca. También en diciembre, una niña de 18 meses casi murió asfixiada cuando la mitad de una pelota se le pegó en la cara. En el segundo intento, el padre de la niña pudo retirarle la pelota de la cara. 

Las pelotas de Pokemon son de plástico, y miden entre 2,75 y 3 pulgadas de diámetro. Las usan para revelar uno de 57 caracteres de Pokemon dentro de las pelotas. Las pelotas fueron distribuidas en distintos colores que incluyen rosado, rojo y blanco. La envoltura las describieron como juguetes de seguridad probada y los recomendaban para niños de todas las edades. 

Los restaurantes Burger King distribuyeron nacionalmente las pelotas de Pokemon dentro de las comidas de niños de noviembre a diciembre de 1999.

Los consumidores deben retirar las pelotas inmediatamente de los niños menores de tres años de edad. Deben desechar las pelotas o pueden devolverlas a un restaurante Burger King a cambio de una orden gratis de papas fritas. Los niños pueden continuar usando el juguete de Pokemon que vino dentro de la pelota. 

Como parte de la campaña, la retirada voluntaria fue anunciada en más de 8.100 restaurantes de Burger King con avisos de la retirada en inglés y español. Cuando la retirada fue anunciada inicialmente, Burger King puso un anuncio en el diario USA Today y CPSC transmitió noticias en vídeo a estaciones de la televisión locales. La Presidenta de la CPSC, Ann Brown, también anunció la retirada en el programa de mañana Today, que llegó a millones de telespectadores. 

Además, Burger King trabajó con la CPSC para enviar avisos de la retirada a 56.000 oficinas de pediatras, 10.000 directores de salas de emergencia y 25.000 clínicas de emergencia en el país. Se anunciaron avisos en las páginas web de la CPSC y Burger King. 

Burger King también comprará tiempo de transmisión por servicio de cable nacional y anuncios de televisión de red para alertar a los consumidores de la retirada. La compañía ha preparado una línea urgente con información sobre la retirada tanto en inglés como en español con el número (800) 775-0625. 

Pokemon Balls