"Vigile el sartén": cocine con seguridad este Día de Acción de Gracias para evitar un incendio en la cocina

El número de incendios en la cocina se triplica el Día de Acción de Gracias.
noviembre 14, 2013
Comunicado número: 14-021
Ampliar fotos
  • Un sartén en llamas en una estufa. Haga clic en siguiente para ver lo que sucede al tratar de apagar las llamas con agua.

    1 of 4 photos

    Un sartén en llamas en una estufa. Haga clic en siguiente para ver lo que sucede al tratar de apagar las llamas con agua.

  • El sartén en llamas explota cuando se le echa agua.

    2 of 4 photos

    El sartén en llamas explota cuando se le echa agua.

  • Un pavo esperando ser sumergido en una freidora con aceite caliente que está en un garaje. Haga clic en siguiente para ver que sucede.

    3 of 4 photos

    Un pavo esperando ser sumergido en una freidora con aceite caliente que está en un garaje. Haga clic en siguiente para ver que sucede.

  • La freidora se prende en llamas y causa un incendio en segundos. No use una freidora para pavos en un garaje o en un porche.

    4 of 4 photos

    La freidora se prende en llamas y causa un incendio en segundos. No use una freidora para pavos en un garaje o en un porche.

WASHINGTON -- La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está advirtiendo a los consumidores que la amenaza de un incendio en la cocina se triplica el Día de Acción de Gracias. Desde 2009 hasta 2011, hubo un promedio de unos 1,300 incendios en cocinas el Día de Acción de Gracias. Eso es más de tres veces el promedio diario desde 2009 hasta 2011, de unos 400 incendios en las cocinas al día.

"Como han dicho los expertos en incendios desde hace años: '¡Vigile el sartén!'", dijo la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. "Si está friendo, asando o cocinando comida en la parrilla, quédese en la cocina. No seguir este consejo puede ser una receta para el desastre el Día de Acción de Gracias y todo el año".

Los incendios en la cocina son la causa número uno de incendios en el hogar. Sumaron casi 150,000 incendios (más del 40 por ciento de todos los incendios no intencionales en residencias anuales) cada año desde 2009 hasta 2011. Dejar la cocina sin supervisión cuando se está cocinando algo es la principal causa de los incendios en la cocina. Los incendios en la cocina también causaron la mayor cantidad de lesiones por incendios en las viviendas, con un promedio estimado anual de casi el 27 por ciento, o 3,450 lesiones cada año.

En general, la CPSC estima un promedio de 362,300 incendios no intencionales en residencias, 2,260 muertes, 12,820 lesiones y casi $7,000 millones en daños a la propiedad atendidos por el servicio de bomberos que ocurrieron cada año entre 2009 y 2011. 

Para mantenerse seguro en la cocina, evite usar ropa suelta, con mangas largas, cerca de la estufa o del horno, vigile a los niños para evitar que entren en contacto con la comida que se está cocinando o con las hornillas calientes, y ponga los mangos de los sartenes y las ollas apuntando hacia la parte posterior de la estufa, para prevenir que a los niños y a otras personas les caiga encima el contenido caliente de un sartén.

En caso de incendio, llame al 911. Cubra el sartén con una tapa para sofocar las llamas. Nunca eche agua o harina en un fuego, porque lo puede empeorar. Tenga un extinguidor de incendios en la cocina.

"Las freidoras para pavos pueden ser explosivas y resultan en quemaduras graves”, dijo Glenn Gaines, administrador adjunto de la U.S. Fire Admistration (Administración de Incendios de EE.UU., USFA). "Solo use la freidora para pavos en el exterior y siempre lejos de su casa. Nunca la use en un garaje o en un porche. No ponga demasiado aceite en la freidora para pavos ni la deje desatendida”.

Desde el 2003, se han reportado a la CPSC más de 125 incidentes vinculados a las freidoras para pavos, tales como incendios, quemaduras, explosiones, inhalación de humo o laceraciones. Hubo 55 lesiones entre estos incidentes, pero ninguna fatal. De los incidentes en los que se reportó un valor monetario del daño a la propiedad, se reportó un total de alrededor de $6 millones en pérdidas. Incidentes adicionales vinculados con las freidoras para pavos pueden haber ocurrido pero no fueron reportados a la CPSC.Los consumidores también deben protegerse instalando alarmas detectoras de humo en sus casas. "Aproximadamente tres de cada cinco muertes en incendios residenciales ocurren en viviendas sin detectores de humo o con detectores de humo que no funcionan", dijo Jim Shannon, presidente de la National Fire Proection Association (Asociación Nacional de Protección contra Incendios). "Las alarmas detectoras de humo salvan vidas. Tener un detector de humo que funcione reduce a la mitad las probabilidades de morir en un incendio".

Cambie las baterías en los detectores de humo por lo menos una vez al año y pruebe las alarmas cada mes para comprobar que funcionan.

Para alertar mejor sobre un fuego y tener más tiempo para escapar, instale más de una alarma e interconecte todos los detectores de humo en la casa. Las alarmas interconectadas se comunican entre sí, de manera que si hay un fuego en una parte de la casa, las alarmas interconectadas suenan en toda la vivienda y alertan más rápidamente a los consumidores que hay un incendio.

Para una mejor protección, instale alarmas en cada nivel de la casa, dentro de cada dormitorio, y fuera de las áreas destinadas para dormir, y use alarmas de ionización y fotoeléctricas. Las alarmas que funcionan a través del cableado eléctrico de la casa deben tener una batería de respaldo. 

Los detectores de humo dan el aviso, pero cada familia debe tener también un plan de evacuación en caso de incendio. Practique el plan de evacuación con todos los que viven en la casa, para que puedan salir con rapidez. El plan de evacuación debe contemplar dos vías de salida de cada habitación (si es posible) y un punto de reunión que esté fuera de la casa y donde todos puedan reunirse si hay un incendio en el hogar.