La CPSC aprueba nueva norma federal de seguridad para coches y cochecitos de bebés

La nueva norma aborda ciertos riesgos asociados con cochecitos: atrapamiento de la cabeza, ruptura de ruedas, fallas en el freno, problemas del mecanismo de bloqueo, de sujeción y con la bisagra que han resultado en pellizcos y amputaciones.
marzo 05, 2014
Comunicado número: 14-123

WASHINGTON, D.C. – Para evitar muertes y lesiones a bebés y niños, la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) ha aprobado una nueva norma federal obligatoria para mejorar la seguridad de los coches y los cochecitos para bebés y niños. La Comisión votó por unanimidad a favor de la norma (3 a 0) el martes 4 de marzo de 2014.

Un cochecito (stroller) es un vehículo con ruedas usado para transportar niños, generalmente desde que son bebés hasta los 36 meses de edad. Los niños son transportados por lo general sentados o en una posición semi-reclinada por una persona que empuja un manubrio del cochecito. Los coches (carriages) son vehículos con ruedas hechos para transportar a bebés, generalmente acostados. Los coches y los cochecitos contemplados en la nueva norma incluyen cochecitos 2D de tamaño completo que se doblan del frente a la parte posterior (o de la parte posterior al frente) y cochecitos 3D que se doblan del frente a la parte posterior (o de la parte posterior al frente), así como indicaciones de lado a lado, sistemas de viaje (incluyendo asientos de bebé para el automóvil), tándem, lado a lado, de ocupantes múltiples y cochecitos para llevarlos trotando.

La nueva norma federal incorpora por referencia el más reciente estándar voluntario desarrollado por ASTM International (ASTM F833-13b), Especificación Estándar de Desempeño de Seguridad del Consumidor para Coches y Cochecitos (Standard Consumer Safety Performance Specification for Carriages and Strollers), con una modificación para evitar los riesgos de que la cabeza quede atrapada asociados con barras de agarre de múltiples posiciones/ajustables.

Además, la nueva norma de seguridad aborda los riesgos asociados con cochecitos reportados a la agencia, entre ellos:

  • Problemas con la bisagra que han causado pellizcos, cortes o amputaciones de dedos o brazos;
  • Ruedas rotas y desprendidas;
  • Fallas en el freno de estacionamiento;
  • Problemas en el mecanismo de bloqueo;
  • Problemas de sujeción, como un niño zafándose la correa y rotura o desprendimiento de la correa de sujeción;
  • Integridad estructural; y
  • Estabilidad.

La CPSC ha recibido unos 1,300 reportes de incidentes relacionados con cochecitos reportados desde el 1 de enero de 2008 hasta el 30 de junio de 2013. Cuatro de esos incidentes fueron mortales.

La fecha de entrada en vigor de la norma obligatoria de coches y cochecitos es 18 meses después que la regulación final se publique en el Registro Federal.