Bebés y Niños Pequeños en Riesgo de Ahogamiento en Bañeras, Spas y Cubos

junio 28, 2007
Comunicado número: 07-316

Cuando termina la temporada de las piscinas, muchos padres creen que el riesgo de ahogamiento también termina, pero datos de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU (CPSC, según siglas en inglés) publicados hoy muestran 311 reportes de ahogamientos de niños menores de cinco años de edad no relacionados a piscinas ocurridos desde el 2002 hasta el 2004. Más del 80 por ciento de estas muertes involucran niños menores de dos años. El patrón es muy diferente al observado en incidentes relacionados a piscinas donde los niños menores de dos años representan el 38 por ciento de las muertes (que involucran niños menores de cinco años.)

Las bañeras estuvieron involucradas en la mayoría (71 por ciento) de las muertes por ahogamientos que no ocurrieron en piscinas desde el 2002 hasta el 2004. Muchos de estos incidentes involucraron cuidadores que salieron del cuarto para contestar el teléfono/la puerta o para buscar un artículo. En algunos incidentes, un hermano mayor fue dejado a cargo del hermano menor.

“Los bebés y los niños pequeños en particular necesitan ser supervisados muy de cerca,” dijo la Presidenta Interina de la CPSC Nancy Nord. “El ahogamiento puede ocurrir en segundos en solo unas pulgadas de agua, así que los padres tienen que pensar que no solo las piscinas son peligrosas, sino que cualquier acumulación de agua en cualquier lugar es igualmente peligrosa.”

La CPSC recomienda que los padres y cuidadores sigan estos consejos de seguridad cuando los niños estén alrededor de bañeras, spas, cubos, fuentes decorativas y estantes:

  • Nunca deje a un niño pequeño solo cerca de cualquier contenedor con agua. Los niños pequeños pueden ahogarse aún en pequeñas cantidades de agua.
  • En la bañera siempre mantenga a los niños pequeños al alcance de su mano. Nunca deje al niño para ir a contestar el teléfono, abrir la puerta, buscar la toalla o por cualquier otra razón. Si tiene que salir, llévese al niño con usted.
  • No deje a un bebé o niño pequeño en la bañera bajo el cuidado de otro niño.
  • Nunca deje un cubo desatendido aún si tiene una cantidad pequeña de líquido. Los niños pequeños pueden caer de cabeza dentro de los cubos y ahogarse. Luego de que use un cubo, siempre vacíelo y guárdelo en un lugar al que los niños no tengan acceso. Los cubos dejados afuera pueden colectar agua de lluvia y ser un peligro.
  • Evite que los niños tengan acceso a los spas y los “hot tubs” cuando éstos no se estén usando; siempre tenga cubiertas y barreras de seguridad.
  • Aprenda resucitación cardiopulmonar (CPR por sus siglas en inglés). Esta puede salvar vidas cuando cada segundo cuenta.