A Medida que se Abren las Piscinas para el Verano, los Niños Pequeños Enfrentan Riesgos de Ahogamiento

mayo 17, 2006
Comunicado número: 06-164

Agencia Destaca los Peligros de las Piscinas Inflables Económicas al Aumentar los Informes sobre Muertes

Con el fin de semana del Día de los Caídos en Combate muy cerca, muchos consumidores se preparan para 'inaugurar' sus piscinas en esta temporada. Mientras los consumidores se preparan para la diversión del verano, la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos -- CPSC, según sus siglas en inglés) advierte sobre el aumento de ahogamientos reportados en piscinas económicas e inflables y nuevamente recuerda a los padres y cuidadores que tomen las precauciones necesarias que ayudarán a proteger a los niños de los peligros de ahogamiento en todo tipo de piscinas.

La CPSC informa que anualmente se reportan aproximadamente 280 muertes por ahogamiento de niños menores de cinco años en piscinas, y se estima que unos 2,100 niños fueron atendidos en salas de emergencia de hospitales por lesiones producidas por inmersión durante el 2005, la mayoría en piscinas residenciales.

La CPSC tiene informes de 17 muertes por ahogamiento en piscinas inflables durante 2005, superior a las nueve que se reportaron en el 2004 y las 10 reportadas en el 2003. Las piscinas inflables pequeñas, de unos 2 pies de profundidad, pueden tener precios tan bajos como US$50, y las piscinas más grandes, de hasta 4 pies de profundidad y 18 pies de ancho, pueden costar menos de US$200. Estas piscinas a menudo están excluidas de los códigos locales de construcción que requieren barreras de protección, y a menudo son compradas por los consumidores sin tener en cuenta las barreras necesarias para ayudar a proteger a los niños pequeños de los peligros de las piscinas.

El personal de la CPSC está trabajando con el grupo voluntario de normas de ASTM International, grupos de seguridad del consumidor, minoristas y fabricantes de piscinas inflables para desarrollar normas de seguridad para estos productos. Algunas jurisdicciones locales ya requieren barreras para piscinas inflables de mayor tamaño. Por ejemplo, el estado de Nueva York requiere que se coloque una cerca alrededor de cualquier piscina que tenga, al menos, 2 pies de profundidad.

"Los padres deben entender que toda piscina puede presentar un riesgo de ahogamiento", dijo Hal Stratton, Presidente de CPSC. "Considere el peligro que constituye el agua antes de invertir en una piscina inflable".

Para reducir el riesgo de ahogamiento, la CPSC recomienda capas de protección, incluso barreras, como una cerca con portón que se cierre y asegure automáticamente que rodee totalmente a la piscina para evitar que los niños entren a éstas sin la supervisión de los adultos. Si la casa forma uno de los lados de la barrera, utilice alarmas en las puertas que llevan al área de la piscina o una cubierta mecánica de seguridad sobre la piscina.

Es importante estar siempre preparado para una emergencia teniendo equipo de rescate y un teléfono cerca de la piscina. Además, todos los padres deberían aprender técnicas de resucitación cardiopulmonar (RCP).

"Ninguna capa de protección es 100 % segura por si sola para prevenir el ahogamiento en piscinas", dijo Stratton. "Utilice tantas capas de protección como le sea posible. El tener varias barreras y la supervisión constante son clave para proteger a los niños".

Muchas muertes por ahogamiento ocurren cuando no se espera que los niños estén cerca del área de la piscina. En un estudio de la CPSC, casi el 70 por ciento de las víctimas habían sido vistas en la casa cerca de la terraza o en el patio, antes del incidente. El ahogamiento puede ocurrir en los pocos minutos que toma contestar el teléfono. Aproximadamente el 77 por ciento de las víctimas habían estado desaparecidas durante 5 minutos o menos cuando fueron encontradas. A menudo se pierde tiempo precioso buscando a los niños en otros lugares y no en la piscina. Como cada segundo vale oro, siempre busque a los niños primero en la piscina.

Los padres creen que si el niño cae en el agua, escucharán mucho chapoteo y gritos, y que podrán correr a salvarlos. Muchas veces, sin embargo, los niños caen al agua en forma silenciosa. Incluso las personas que estaban cerca de la piscina reportaron no haber escuchado nada fuera de lo normal.

Para más información sobre cómo prevenir ahogamientos, lea el Swimming Pool Safety Alert (PDF) de la CPSC, Safety Barrier Guidelines for Pools(PDF) y How to Plan for the Unexpected (PDF).

Además, recientemente la CPSC actualizó sus Guidelines for Entrapment Hazards: Making Pools and Spas Safer, que da información sobre cómo reducir peligros de quedar atrapado en los desagües. La CPSC recomienda que un profesional inspeccione las piscinas y los spa para evitar peligros potenciales de quedar atrapados, y para asegurarse de que están las coberturas adecuadas de los desagües. La publicación también identifica otras importantes alternativas para abordar los peligros de quedar atrapado en piscinas nuevas y existentes.

Las copias de todas estas publicaciones gratuitas se pueden obtener en el sitio Web de la CPSC en www.cpsc.gov, o llamando a la Línea Gratuita de la CPSC al (800) 638-2772.