Sistema global de seguridad de los juguetes funciona para mantener seguros a niños en esta temporada de fiestas; disminuyen los retiros del mercado, aumentan las confiscaciones en puertos

En el año fiscal 2013, la CPSC solo emitió 31 retiros de juguetes, ninguno de los cuales involucró una infracción de la norma sobre el plomo.
noviembre 20, 2013
Comunicado número: 14-025
Ampliar fotos

WASHINGTON, D.C. – En años recientes, la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) ha creado un robusto sistema de seguridad de los juguetes, al requerir pruebas realizadas por laboratorios de análisis externos e independientes en distintas partes del mundo; haciendo cumplir estrictos límites sobre el contenido de plomo y ftalatos en los juguetes; imponiendo algunas de las normas sobre juguetes más estrictas del mundo, y deteniendo juguetes peligrosos y que infringen las regulaciones en los puertos y en el mercado antes de que lleguen a manos de los niños. Estos esfuerzos conjuntos siguen fomentando la confianza de las familias norteamericanas al prepararse para comprar juguetes en esta temporada de fiestas.

Durante los últimos cinco años, la CPSC y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. (U.S. Customs and Border Protection, CBP) han detenido más de 9.8 millones de unidades de unos 3,000 juguetes distintos que violaban los estándares y normas de seguridad aplicables. Los productos con incumplimiento nunca llegaron a los anaqueles de las tiendas y tampoco a los hogares de los consumidores.

"Al pensar en los años que llevo liderando a la CPSC, me siento orgullosa del trabajo que hemos hecho para crear un sistema global de seguridad de los juguetes", dijo la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. "Cuando los padres y los abuelos entran en una tienda de juguetes o visitan un minorista en internet, pueden tener la confianza de que los juguetes que ven probablemente han sido probados por una entidad independiente para comprobar que cumplen con estrictos estándares de seguridad".

En el año fiscal 2013, la CPSC solo emitió 31 retiros de juguetes, ninguno de los cuales involucró una infracción de la norma sobre el plomo. En cambio, en el año fiscal 2008 hubo 172 retiros de juguetes (19 de los cuales se debieron a un contenido excesivo de plomo); 50 retiros en 2009 (14 por plomo); 46 retiros en el año fiscal 2010 (3 por plomo); 34 retiros en 2011 (4 por plomo); y 38 retiros en 2012 (3 por plomo). La mayoría de los retiros de juguetes anunciados el año pasado tuvieron que ver con riesgos de ingestión, incluyendo peligros químicos y magnéticos. La CPSC está trabajando para hacerle frente a dichos riesgos.

Las muertes relacionadas con juguetes que involucraron niños menores de 15 años disminuyeron de 19 en 2010 a 17 en 2011, y 11 en 2012 (cifras basadas en los reportes de hasta la fecha). A medida que se reciban más reportes de muertes, el personal de la CPSC calcula que el total de 2012 será mayor que 11.

La mayoría de estas muertes relacionadas con juguetes en 2012 se atribuyeron a juguetes para montar, incluyendo triciclos y scooters no motorizados.Cuatro víctimas se encontraron en piscinas con sus triciclos, y un niño sufrió una lesión mortal en la cabeza cuando su triciclo se volcó. Además, se reportaron dos muertes en las que los niños montaban patinetas sin motor en medio del tráfico y fueron atropellados por vehículos de motor. La asfixia y la aspiración fueron las siguientes causas principales de muertes relacionadas con juguetes, incluidos dos reportes que involucraron globos y un reporte que involucró un animal de peluche.

Un nuevo informe divulgado hoy por la CPSC, estima que en 2012 hubo 192,000 lesiones relacionadas con juguetes tratadas en departamentos de emergencia sufridas por niños menores de 15 años. Muchos de los incidentes estuvieron asociados con un juguete, aunque no necesariamente causados por un juguete. Por ejemplo, la CPSC recibió estos tres reportes de tratamientos en salas de emergencia de hospitales el año pasado:

  • Un niño de dos años de edad que fue golpeado en el rostro por un juguete de metal lanzado por un hermano sufrió laceraciones faciales.
  • Un niño de cuatro años de edad se golpeó en un ojo con un dinosaurio de juguete, lo que le causó enrojecimiento del ojo y visión borrosa.
  • Una niña de siete años de edad se cayó de una patineta, se golpeó la boca con el concreto y se lesionó la boca y se le rompió un diente.

La CPSC también ha recibido reportes de niños lesionados en 2012 cuando usaban juguetes que se rompieron, entre ellos:

  • Una niña de tres años de edad que sufrió una laceración en el pie cuando jugaba con un juguete hecho de plástico y vidrio que se rompió.
  • Una niña de cuatro años que se hirió la muñeca cuando una figura de porcelana se rompió.
  • Una niña de nueve años que estaba montando una patineta cuando el manubrio se rompió y hubo que tratarla por laceración en el mentón.

Entre los niños menores de 15 años, las patinetas sin motor siguieron siendo la categoría de juguetes asociada con la mayor cantidad de lesiones en 2012. Estas lesiones fueron con frecuencia laceraciones, contusiones y abrasiones en la cara y la cabeza del niño.

Estos son algunos consejos de seguridad que los consumidores deben tener en mente esta temporada de fiestas:

  • Globos – Los niños pueden asfixiarse o ahogarse con globos desinflados o rotos. Mantenga los globos desinflados lejos de los niños menores de 8 años. Deseche los globos rotos de inmediato.
  • Pelotas pequeñas y otros juguetes con piezas pequeñas – Para los niños menores de 3 años, evite los juguetes con piezas pequeñas, ya que pueden causar asfixia.
  • Patinetas y otros juguetes de montar – Los juguetes de montar, patinetas y patines en línea permiten desplazarse a alta velocidad, y las caídas pueden ser mortales. Los cascos y otro equipo de seguridad deben ser usados correctamente en todo momento, y deben ser del tamaño adecuado.
  • Imanes – Los juegos de imanes de alta potencia son peligrosos y deben mantenerse lejos del alcance de los niños. Aunque sean comercializados para niños o adultos y ya sean juegos o conjuntos de construcción con imanes pequeños también deben mantenerse alejados de los niños pequeños.

Una vez que se abren lo regalos:

  • Deseche de inmediato la envoltura de plástico y otros materiales de empaque antes de que se conviertan en cosas peligrosas para jugar.
  • Mantenga juguetes apropiados para niños mayores fuera del alcance de niños pequeños.
  • La recarga de baterías debe ser supervisada por adultos. Los cargadores y adaptadores pueden presentar riesgos de quemadura termal a niños pequeños. Preste atención a las instrucciones y advertencias en los cargadores de baterías. Algunos cargadores no tienen mecanismos para evitar la sobrecarga.

Junto con la educación al público, la CPSC tiene un sólido historial de trabajar con fabricantes de juguetes extranjeros y nacionales, importadores y minoristas, para ayudarlos a comprender y cumplir las exigencias sobre los juguetes en Estados Unidos. Este mes, la CPSC se suma a nuestros socios en materia de seguridad de productos en Canadá y México para promover la educación y concientización sobre la seguridad delos  juguetes. La CPSC, conjuntamente con Health Canada y la Procuraduría Federal del Consumidor de México (PROFECO) han dado a conocer los antes mencionados consejos de seguridad para escoger, comprar y supervisar el uso de juguetes para niños. Este esfuerzo de cooperación tiene por objetivo el hacer de Norteamérica la región más segura para comprar productos del consumidor.