Whalen Furniture pagará una penalidad civil de $725,000 por incumplimiento en reportar camas para niños defectuosas

Un niño pequeño murió cuando la tapa del baúl de juguetes de la cama le cayó encima.
enero 30, 2013
Comunicado número: 13-108

Un niño pequeño murió cuando la tapa del baúl de juguetes de la cama le cayó encima

WASHINGTON, D.C. - La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos, CPSC) anunció hoy que Whalen Furniture Manufacturing Inc., que comercia bajo el nombre Bayside Furnishings, de San Diego, California, ha aceptado pagar una penalidad civil de $725,000. La Comisión ha aceptado provisionalmente el acuerdo de la penalidad en una votación de 3 a 0.

El acuerdo resuelve las alegaciones del personal de la CPSC según las cuales la empresa, a sabiendas, no informó a la CPSC inmediatamente, como lo requiere la ley federal, un defecto en dos modelos de sus camas estilo barco para niños, con baúles para juguetes. Los dos modelos incluidos con camas LaJolla en forma de barco y camas bajas con ruedas de los Piratas del Caribe. Las camas vienen con un baúl para juguetes que tiene una tapa de 20 libras. Los soportes de la tapa en los baúles para juguetes no impiden que la tapa se cierre demasiado rápido, lo que presenta un riesgo de atrapamiento y estrangulamiento para niños pequeños. Whalen vendió las camas defectuosas para niños entre enero de 2006 y mayo de 2008.

En noviembre de 2007, Whalen se enteró que un niño de 22 meses de Roseville, California, había muerto después que la tapa del baúl para juguetes de una cama LaJolla le cayera sobre la parte posterior de su cabeza, atrapando su cuello contra el borde del baúl para juguetes. La empresa no reportó a la CPSC dicha muerte o el riesgo presentado por su cama hasta marzo de 2008, después que el personal de la agencia se comunicara con la empresa y le ordenara hacer el reporte.

La CPSC y Whalen anunciaron un retiro de unas 7,700 camas en forma de barco LaJolla y camas bajas con ruedas de los Piratas del Caribe en julio de 2008. Las camas se vendieron en tiendas Costco, mueblerías y en línea en Costco.com, a un precio entre $700 y $1,000.

La ley federal requiere que los fabricantes, los distribuidores y los minoristas informen a la CPSC inmediatamente (en un plazo de 24 horas) después de recibir información que apoye razonablemente la conclusión de que un producto contiene un defecto que podría crear un riesgo considerable en el producto, crea un riesgo irrazonable de lesión grave o muerte, o no cumple con cualquier regla de seguridad de productos del consumidor o cualquier otra regla, regulación, norma o prohibición aplicadas por la CPSC. La ley federal también prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro voluntario anunciado públicamente por un fabricante o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Al aceptar este acuerdo, Whalen niega las alegaciones del personal, incluidas, entre otras, que las camas retiradas contenían un defecto que podría crear un riesgo considerable en el producto o que creaba un riesgo grave de lesión o de muerte. Además, Whalen niega las alegaciones del personal de que no notificó oportunamente a la Comisión, de conformidad con la Sección 15(b) de la Ley de Seguridad de Productos del Consumidor.

Recalled LaJolla boat bed


















Cama LaJolla en forma de barco retirada del mercado

Recalled Pirates of the Caribbean twin trundle bed

 
















Camas bajas con ruedas de los Piratas del Caribe retirada del mercado