Estudio especial de la CPSC sobre incidentes con fuegos artificiales reveló que ocurren cientos de lesiones al día en torno a las festividades del 4 de Julio

junio 26, 2012
Comunicado número: 12-203

Un estudio especial(pdf, en inglés) realizado por el personal de la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos, CPSC) reveló que el 65 por ciento de todas las lesiones causadas por fuegos artificiales en 2011 se sufrieron durante los 30 días en torno al feriado del Día de la Independencia. Más de la mitad de esas lesiones se debieron a que el dispositivo se encendió inesperadamente o a que los consumidores no estaban usando los fuegos artificiales como está previsto. Las lesiones con fuegos artificiales causaron con frecuencia quemaduras en las manos y en la cabeza, incluidos los ojos, la cara y los oídos. Según el estudio especial, las estrellitas o luces de bengala, los petardos y los dispositivos aéreos estuvieron asociados con la mayoría de los incidentes.

Ya sea por el brillo de las luces o por el estruendo de la explosión, es innegable que los fuegos artificiales pueden llenar de emoción las celebraciones del Día de la Independencia. Lamentablemente, cuando los consumidores utilizan fuegos artificiales profesionales, las consecuencias pueden ser mortales. El año pasado, la CPSC recibió informes de cuatro consumidores que murieron a causa de fuegos artificiales profesionales o de fabricación casera, mientras un estimado de 9,600 consumidores sufrieron lesiones.

Lesiones por fuegos artificiales

"Para miles de consumidores, la celebración del 4 de Julio del año pasado terminó en una visita a la sala de emergencia", dijo la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. "La CPSC quiere que las personas entiendan los riesgos de usar fuegos artificiales legales e ilegales, con el fin de evitar lesiones, o algo peor, en este feriado".

Si bien la mayoría de los incidentes reportados son de personas que fueron dadas de alta tras ser tratadas en salas de emergencia por lesiones sufridas con fuegos artificiales, la CPSC tiene conocimiento de lesiones más graves y mortales asociadas con el uso por el consumidor de fuegos artificiales profesionales y de fabricación casera. Los informes de explosiones que sucedieron más rápido de lo esperado y de trayectorias impredecibles de dispositivos aéreos han tenido consecuencias trágicas para algunos consumidores.

En los cuatro casos de fallecimientos asociados con fuegos artificiales reportados, las víctimas murieron cuando los dispositivos ilegales estallaron y les causaron traumas graves en la cabeza y en la cara, y la decapitación en uno de los casos. En otros incidentes con dispositivos profesionales o de fabricación casera se reportó que las víctimas sufrieron quemaduras graves y la pérdida de dedos.

Hoy, en la explanada del Monumento a Washington, la presidenta Tenenbaum presidió la conferencia de prensa anual de la agencia sobre fuegos artificiales, la cual contó con una demostración en vivo de los peligros de los fuegos artificiales y ofreció a los consumidores medidas de sentido común para evitar lesiones este año. La presidenta estuvo acompañada por Arthur Herbert, director adjunto de Programas y Servicios de Aplicación de la Ley en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) y Cynthia Quarterman, administradora de la Oficina de Oleoductos y de Seguridad de Materiales Peligrosos del Departamento de Transporte (DOT).

La CPSC y sus socios federales destacaron las continuas acciones de vigilancia de las importaciones y la aplicación de la ley para evitar que dispositivos de fuegos artificiales peligrosos lleguen al mercado estadounidense. La CPSC y sus socios en la ATF y en DOT están comprometidos a detener la fabricación, la importación y la venta de fuegos artificiales ilegales.

Se exhorta a los consumidores que decidan comprar fuegos artificiales legales que tomen las siguientes medidas de seguridad:

-Compruebe que esos fuegos artificiales son legales en su zona antes de comprarlos o de usarlos.

-Nunca permita a niños pequeños encender o jugar con fuegos artificiales. Algunos padres pueden desconocer que muchos niños pequeños sufren lesiones ocasionadas por las estrellitas o luces de bengala. Las estrellitas o luces de bengala arden a una temperatura de unos 2,000 grados, temperatura lo suficientemente alta para derretir algunos metales.

-Siempre debe haber un adulto supervisando de cerca las actividades con fuegos artificiales, si se permite a niños mayores manejar los dispositivos.

-Evite comprar fuegos artificiales empaquetados en papel de estraza porque a menudo es una señal que dichos fuegos artificiales fueron fabricados para exhibiciones profesionales y podrían ser un peligro para los consumidores.

-Nunca ponga ninguna parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificiales mientras enciende la mecha. Retroceda hasta una distancia segura inmediatamente después de encender fuegos artificiales.

-Tenga a la mano un cubo de agua o una manguera en caso de incendio u otro imprevisto.

-Nunca trate de encender de nuevo o manejar fuegos artificiales que no funcionan bien. Empápelos con agua y deséchelos.

-Nunca apunte o lance fuegos artificiales hacia otra persona.

-Encienda los fuegos artificiales uno a la vez, y después retroceda rápidamente.

-Nunca lleve fuegos artificiales en un bolsillo ni los dispare en contenedores de metal o cristal. 

-Después que el fuego artificial se haya consumido por completo, rocíe los dispositivos con una gran cantidad de agua de un cubo o de una manguera antes de desecharlos, para evitar un fuego en la basura.