Tradicional fin de temporada de piscina atrae la atención a la seguridad en el agua dentro del hogar

septiembre 8, 2011
Comunicado número: 11-322

El peligro de ahogamiento para los niños pequeños es un peligro real todo el año. La principal causa de muerte accidental en niños de 1 a 4 años es por ahogamiento. El Día del Trabajo marca el tradicional fin de la temporada de piscina, y los padres y encargados del cuidado de los niños tienen que saber que los riesgos de ahogarse dentro del propio hogar siempre están presentes.

De hecho, las bañeras son el segundo lugar, después de las piscinas, en donde los niños pequeños se ahogan con más frecuencia. Las cubetas, otros contenedores e incluso las características del jardín pueden presentar peligros de ahogamiento.

Un nuevo informe de la CPSC sobre inmersiones no relacionadas con productos de piscinas y spas (pdf) indica que desde el año 2005 hasta el 2009 hubo 660 incidentes de inmersión que involucraron a niños menores de 5 años. Hubo 431 casos fatales, 212 lesiones y 17 incidentes con heridas desconocidas. La mayoría de las víctimas tenía menos de 2 años, y la mayor parte de los incidentes involucró productos de baño o relacionados con el baño. El análisis de la CPSC de los casos fatales reveló que el 92% ocurrió en ámbitos residenciales.

"Los niños pequeños pueden ahogarse en unas pocas pulgadas de agua", dice la presidenta Inez Tenenbaum. "Insto a los padres y los responsables del cuidado de los niños a supervisar de manera constante a los niños pequeños cerca de bañeras, asientos para bañeras y cubetas. Hay medidas sencillas que todas las familias pueden adoptar para evitar los ahogamientos en el hogar".

Muchos de los incidentes reportados fueron por fallas en la supervisión, como un padre o una persona responsable del cuidado del niño que salió del baño a atender el teléfono o la puerta, o a buscar una toalla, mientras el niño aún estaba en la tina. En otros incidentes, se dejó a un hermano menor al cuidado de un hermano mayor.

Los consejos de seguridad de la CPSC para prevenir los ahogamientos incluyen:

  • Nunca deje a un niño pequeño solo cerca del agua, de una bañera o de un recipiente con líquido. Los niños pequeños pueden ahogarse incluso en pequeñas cantidades de agua.
  • Mantenga a los niños pequeños siempre a su alcance en la bañera. Si tiene que salir, llévese al niño con usted.
  • No deje a un bebé o un niño pequeño en una bañera al cuidado de otro niño.
  • Nunca deje sin vigilancia una cubeta que contenga líquido, por escasa que sea la cantidad que tenga. Los niños pequeños son pesados en la parte superior de su cuerpo y pueden caer de cabeza en las cubetas y ahogarse. Después de usar una cubeta, vacíela siempre y guárdela en un lugar al que los niños pequeños no puedan llegar. No deje las cubetas al aire libre, donde puedan acumular agua de lluvia.
  • Piense en la posibilidad de poner cerrojos en las tapas de los asientos de inodoros, por si un niño pequeño entra al baño.
  • Aprenda RCP (reanimación cardiopulmonar). Cuando los segundos cuentan, puede salvar una vida.

Traditional end of the pool season brings attention to indoor water safety , CPSC Warns of Drowning Dangers in Bathtubs, Bath Seats and BucketsaTraditional end of the pool season brings attention to indoor water safety , CPSC Warns of Drowning Dangers in Bathtubs, Bath Seats and Bucketsb