La CPSC concluye estudios finales para ayudar a los propietarios de viviendas afectados a remediar los paneles de yeso problemáticos

septiembre 15, 2011
Comunicado número: 11-327

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos, CPSC) y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) divulgaron hoy una guía actualizada de remediación (pdf) para propietarios con paneles de yeso problemáticos. La guía pide el reemplazo de todo(as): los paneles de yeso problemáticos; alarmas de humo y monóxido de carbono (CO); componentes de distribución eléctrica, incluidos receptáculos, conmutadores e interruptores de circuitos, pero no necesariamente los cables; y rociadores contra incendios tipo fusible.

La guía actualizada de remediación se basa en estudios recién completados por el National Institute of Standards and Technology (Instituto Nacional de Normas y Tecnología, NIST) sobre los posibles efectos de corrosión a largo plazo de los paneles de yeso problemáticos en selectos componentes de gas (pdf), rociadores contra incendios (pdf) y detectores de humo (pdf).

El personal de la CPSC y del HUD cree que estos estudios finales que dieron lugar a una actualización de la guía de remediación, junto con una guía de identificación(pdf) divulgada anteriormente, permitirán a los propietarios reparar a fondo las viviendas que tienen paneles de yeso problemáticos, a un costo potencialmente más bajo que si siguen la guía de remediación divulgada con anterioridad.

Hallazgos claves

El hallazgo clave es que ninguno de los estudios realizados en el NIST sobre detectores de humo, rociadores contra incendios o tuberías del servicio de gas halló corrosión asociada con los paneles de yeso problemáticos que proporcionara evidencias de un peligro considerable de seguridad de producto, como lo define la Ley de Seguridad de Productos del Consumidor. La corrosión de las tuberías del servicio de gas era uniforme y mínima comparada con el grosor de las tuberías. Algunos detectores de humo y rociadores contra incendios mostraron cambios pequeños en su funcionamiento debido a la corrosión acelerada, pero esos cambios estaban generalmente dentro de las normas aceptadas por la industria.

Como resultado, la CPSC y el HUD ya no recomiendan la eliminación de tuberías de servicio de gas en viviendas que tienen paneles de yeso problemáticos. Este cambio puede reducir el costo de la remediación en muchas viviendas. Además, las agencias ya no recomiendan que los rociadores contra incendios con bulbo de cristal sean reemplazados en las viviendas. Sin embargo, las agencias recomiendan que los rociadores contra incendios con bulbo de cristal y las tuberías de distribución de gas en viviendas afectadas se inspeccionen y se prueben como parte de la remediación, para tener la seguridad de que funcionan adecuadamente; cualquier fallo en las pruebas debe corregirse de acuerdo con todos los códigos de construcción aplicables.

Las agencias recomiendan el reemplazo de todos los rociadores contra incendios tipo fusible, porque una muestra de un rociador contra incendios tipo fusible que se expuso a la corrosión acelerada no se activó cuando se probó. Las agencias señalan que este tipo de rociador contra incendios suele hallarse en usos comerciales, más que residenciales, y que ese solo fallo no puede vincularse de manera causal a los paneles de yeso problemáticos.

Además, el personal de la CPSC continúa recomendando que los propietarios reemplacen detectores de humo y monóxido de carbono como parte de la remediación.

Investigación exhaustiva

La investigación de la CPSC de los paneles de yeso problemáticos para ayudar a los propietarios afectados comenzó a principios de 2009 y utilizó recursos considerables de la agencia. La investigación de la CPSC de los paneles de yeso problemáticos ha seguido una ciencia bien fundada y en ella han participado el HUD, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), así como miembros de la Federal Interagency Task Force on Problem Drywall (Equipo Especial Federal de Interagencia sobre los Paneles de Yeso Problemáticos).

La CPSC y el HUD se reunieron con propietarios muy afectados, respondieron a cartas, y mantuvieron informados a congresistas sobre nuestro progreso durante este período.

La CPSC hizo contratos para investigar y probar los paneles de yeso problemáticos, visitó minas y fabricantes chinos, creó un sitio web público para mantener informado al público sobre nuevos sucesos, y dedicó miles de horas de trabajo del personal y millones de dólares a estas actividades.

Como parte del esfuerzo para determinar si hubo efectos en la salud o en la seguridad asociados a los paneles de yeso problemáticos, la agencia contrató a varias organizaciones técnicas muy respetadas, como Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), Environmental Health & Engineering Inc. (EH&E), Sandia National Laboratories (SNL), el NIST y el U.S. Geological Survey (Servicio Geológico de los Estados Unidos, USGS).

LBNL usó cámaras construidas especialmente para medir emisiones químicas de muestras de yeso. En la segunda fase de su trabajo, que se divulga hoy, el LBNL(pdf) evaluó los efectos de diferentes temperaturas y condiciones de humedad, así como los efectos del tiempo y las capas de pintura o yeso en las emisiones. Unestudio anterior del LBNL (pdf) halló índices de emisión de sulfuro de hidrógeno considerablemente más altos en algunas muestras de paneles de yeso chinos, pero no en todas, en comparación con muestras norteamericanas. El estudio actual de LBNL halló que el incremento en la temperatura y la humedad se correspondía con un incremento de los índices de emisión de los gases sulfurosos más reactivos, que las emisiones se reducían considerablemente con el tiempo (en comparación con su prueba anterior), y que revestir las muestras de paneles de yeso problemáticos no causaba diferencias en las emisiones, en comparación con muestras sin revestir.

EH&E realizó un estudio de la CPSC de 51 viviendas (pdf) sobre emisiones y corrosión en viviendas que tenían paneles de yeso problemáticos. Los estudios detectaron niveles elevados de sulfuro de hidrógeno en viviendas que tenían paneles de yeso problemáticos. Los estudios también mostraron una fuerte asociación entre la presencia de sulfuro de hidrógeno y la corrosión de metales en las viviendas con paneles de yeso problemáticos.

SNL expuso detectores de humo, componentes eléctricos, tuberías de gas y rociadores a niveles concentrados de gases representativos de emisiones de paneles de yeso problemáticos, para simular décadas de exposición. SNL analizó los efectos de la corrosión en los componentes eléctricos y no halló degradación del funcionamiento ni problemas de seguridad agudos durante las pruebas.

El NIST analizó el tipo y la profundidad de la corrosión causada por el envejecimiento simulado, así como otras muestras tomadas de viviendas con paneles de yeso problemáticos, y evaluó si la corrosión afectaría el funcionamiento adecuado de detectores de humo, tuberías de distribución de gas y rociadores contra incendios.

Otro estudio que se divulga hoy, realizado por el USGS (pdf), no halló evidencias de actividad microbiológica o una fuente microbiológica de emisiones de gas sulfuroso de piedra de yeso o de paneles de yeso problemáticos, incluidas muestras tomadas de viviendas afectadas.

Como parte de la investigación, la CPSC solicitó que los CDC consideraran realizar un estudio completo de cualquier posible efecto sobre la salud a largo plazo. En febrero de 2011, los CDC indicaron que la mejor evidencia científica disponible en ese momento no apoyaba la realización de un estudio sobre la salud a largo plazo.

Concluyendo nuestra investigación

Hasta la fecha, la CPSC ha recibido 3,905 informes de residentes de 42 estados y el Distrito de Columbia, Samoa Americana y Puerto Rico, quienes creen que sus síntomas de salud o la corrosión de ciertos componentes de metal en sus viviendas se deben a los paneles de yeso problemáticos. La CPSC cree que puede haber hasta 6,300 viviendas en los Estados Unidos que tiene paneles de yeso problemáticos.

La CPSC se ha concentrado en dar respuestas y orientación a los propietarios, basándose en su trabajo científico, y otras agencias federales han trabajado para llevar alivio a los propietarios. Por ejemplo, basándose en información proporcionada por la CPSC, el IRS permite a ciertos contribuyentes afectados cuyas viviendas cumplen con los criterios de identificación de los paneles de yeso problemáticos de la CPSC tratar los daños de paneles de yeso corrosivos como una pérdida por accidente, y proporciona una fórmula de "salvaguarda" para determinar el monto de la pérdida. Además, el HUD notificó a sus instituciones de préstamos hipotecarios aprobadas por la Administración Federal de la Vivienda que pueden ofrecer indulgencia a los prestatarios que sufren los efectos súbitos de los paneles de yeso causantes de daños en sus viviendas.

El personal de la CPSC sigue trabajando con organizaciones de normas voluntarias para desarrollar normas mejoradas para los paneles de yeso, con vistas a evitar que este tipo de problema resurja. La organización normativa ASTM International Inc. también está procurando que se requiera que todos los paneles de yeso lleven marcado el nombre del fabricante o un código único de identificación, la fecha de fabricación y los materiales de que están hechos.

Al concluir la investigación federal de los paneles de yeso problemáticos, el personal de la CPSC cree que la extensa investigación y las pruebas han tenido éxito al definir la magnitud del problema de los paneles de yeso, al producir protocolos de identificación y remediación, y al ofrecer a los propietarios toda la ayuda posible dentro de la jurisdicción de la agencia y la autoridad de fondos asignados. La agencia seguirá proporcionando información y trabajando con congresistas y agencias asociadas para apoyar opciones de normas que puedan ser beneficiosas para los propietarios afectados.

Para ver más hallazgos de la investigación del Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Paneles de Yeso Problemáticos, visite www.DrywallResponse.gov