Aviso para la temporada invernal: La CPSC y USFA emiten aviso de seguridad en la calefacción del hogar

enero 20, 2011
Comunicado número: 11-103

La Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo (CPSC) y la Administración de Incendios de los Estados Unidos (USFA) les exhortan a los consumidores a mantenerse seguros con el tiempo de invierno en plena marcha por todos los Estados Unidos.

Según la USFA, el número de incendios en el hogar crece vertiginosamente en los meses del invierno. Cocinar y calentar el hogar son las principales causas de los incendios en los edificios residenciales durante el invierno. El riesgo de incendio también aumenta con el uso de aparatos de calefacción auxiliares como los calentadores de espacio.

La CPSC estima que la calefacción del hogar produjo un promedio de 33,300 incendios y 180 muertes por incendio anuales entre 2005 y 2007.

El monóxido de carbono (CO) también presenta una amenaza seria en el invierno. Los aparatos accionados por combustible, incluyendo las unidades centrales de calefacción (furnace) y las chimeneas, son una fuente potencial de monóxido de carbono. El monóxido de carbono se conoce como el "asesino invisible" por sus características inodoras, incoloras y venenosas.

Desde 1999, ha habido una tendencia a la alza en el número de muertes, no intencionadas, producidas por CO (no por incendio) asociadas con productos de consumo. La CPSC estima que hubo un promedio de 184 muertes anuales por envenenamiento por CO entre 2005 y 2007 comparado con 122 muertes anuales entre 1999 y 2001. Desde 1999, la mayoría de las muertes producidas por CO se asociaron con sistemas de calentamiento y generadores portátiles.

Las alarmas detectoras de humo y de monóxido de carbono son una importante línea de defensa en la casa, dándole al consumidor un tiempo valioso para escapar. Casi dos tercios de las muertes por incendio ocurren en las casas donde no hay detectores de humo, o en las que las pilas fueron removidas o están gastadas. Las recientes muertes trágicas de individuos en sus casas subraya la importancia de tener alarmas:

  • En Citra, Florida, un incendio mató a cinco niños el 8 de noviembre. Su casa no tenía alarmas contra incendio.
  • En Penfield, Nueva York, un hombre de 54 años de edad murió de envenenamiento por CO el noviembre pasado. Antes de su muerte, las alarmas detectoras de CO fueron removidas de su casa porque supuestamente Emitian un sonido.

La CPSC y USFA recomienda que además de que las alarmas detectoras de humo y CO funcionen adecuadamente, sean tomadas en cuenta las siguientes sugerencias por los consumidores para prevenir los incendios y envenenamiento por CO:

Previniendo los Incendios

  • Ubique los calentadores de espacio en un piso plano y nivelado. No coloque los calentadores de espacio sobre alfombras o tapetes. Mantenga el calentador de espacio a tres pies, por lo menos, de distancia de camas, cortinas, muebles u otro material inflamable, y en un lugar donde no camina la familia.
  • Para prevenir el riesgo de incendio, NUNCA deje el calentador de espacio prendido cuando usted se va a dormir ni colocar un calentador de espacio cerca de una persona que duerme. Apague el calentador cuando se va del área. Consulte el aviso de seguridad para calentadores de espacio eléctricos de la CPSC para más sugerencias de cómo mantenerse seguro (pdf).
  • Nunca use gasolina en un calentador de espacio que funciona con querosén. Aun pequeñas cantidades de gasolina mezcladas con querosén pueden empeorar el riesgo de incendio.
  • Mande a inspeccionar la chimenea y los cañones para posibles fugas y obstrucciones causadas por la creosota o los desechos durante el año.
  • Abra el apagador de la chimenea antes de encender el fuego, y manténgalo abierto hasta que se enfríen las cenizas. Un apagador abierto puede prevenir la acumulación de gases venenosos dentro de la casa.
  • Guarde las cenizas de la chimenea en un envase resistente al fuego, y cubra el envase con una tapa. Mantenga el envase al aire libre y alejado de combustibles. Deseche las cenizas cuidadosamente, manteniéndolas alejadas de hojas secas, basura u otro material combustible.

Previniendo el envenenamiento por CO

  • Programe una inspección profesional anual de todos los sistemas de calefacción que funcionan con combustible en el hogar, incluyendo las unidades centrales (furnace), calderas, hogueres, estufas de leña, calentadores de agua, chimeneas, apagadores y aperturas de ventilación.
  • NUNCA opere un generador portátil que funciona con gasolina en un espacio encerrado, tal como un garaje, cobertizo, o túnel de servicio, o en la casa.
  • Mantenga los generadores portátiles lo más lejos posible de su casa y de la de sus vecinos - alejados de las puertas, ventanas o aperturas de ventilación abiertas que podrían dejar penetrar el monóxido de carbono en la casa.
  • Cuando Ud. compra un calentador de espacio, pregúntele al vendedor si el calentador tiene certificación de seguridad. Un calentador certificado exhibirá una marca de seguridad certificada. Estos calentadores dispondrán de los dispositivos de seguridad más actualizados. Un calentador de espacio que funciona con gas sin aperturas de ventilación que cumple los estándares de seguridad actuales se apagará automáticamente en cuanto se reduzca el oxígeno a un nivel determinado.
  • No utilice los calentadores de espacio portátiles que funcionan con propano en ambientes interiores o en espacios encerrados, a menos que sean diseñados específicamente para tal uso. Siempre preste atención a las instrucciones del fabricante para el uso apropiado.
  • Nunca utilice estufas que funcionan con gas o eléctricas para calentar su casa. No están diseñadas para este propósito y puede presentar un peligro de CO o incendio.