Lanzamiento de Semana Nacional de Prevención contra Envenenamientos: Los Niños Pequeños Corren más Riesgo de Envenenamiento Involuntario

marzo 16, 2006
Comunicado número: 06-115

Durante los últimos 45 años, la Semana Nacional de Prevención contra Envenenamientos ha trabajado para educar e informar a los consumidores de los peligros de los envenenamientos involuntarios. Estos esfuerzos han contribuido a una reducción considerable en lesiones y muerte.

Pero todavía hay alrededor de 30 niños menores de 5 años que mueren cada año por envenenamientos involuntarios. La mayoría de estos envenenamientos provienen de productos que se encuentran normalmente en el hogar. Alrededor de 85,000 niños pequeños concurrieron a las salas de emergencia de los hospitales de Estados Unidos por envenenamientos accidentales en el año 2004.

La “Consumer Product Safety Commission (CPSC)” de los Estados Unidos, el “National Poison Prevention Week Council,” y la “American Association of Poison Control Centers (AAPCC)” informaron hoy sobre estas muertes y lesiones en una conferencia de prensa para dar inicio a la Semana Nacional de Prevención contra Envenenamientos (19 al 25 de marzo de 2006).

"En la década de los sesenta, el número de muertes por año causadas por envenenamientos accidentales era 15 veces mayor de lo que es actualmente", dijo Hal Stratton, presidente de la CPSC. "En la actualidad, literalmente miles de personas jóvenes están vivas hoy aunque habrían muerto en otro momento de no existir los envases resistentes a la manipulación de niños y otras medidas que protegen a los niños de peligros de envenenamiento."

Para aún reducir más el número de muertes y lesiones por envenenamientos no intencionales, la CPSC recomienda a las familias que cada uno haga su parte. Los padres deben mantener los productos en sus envases originales y dejar las etiquetas originales en ellos y leerlas antes de usarlos. Los abuelos deben usar envases resistentes a la manipulación de niños y guardar todos los productos domésticos y medicamentos bajo llave, fuera de la vista y del alcance de niños pequeños. Los niños mayores deben estar concientes de los peligros asociados con los envenenamientos y ayudar a sus padres a mantener a los hermanos pequeños a la vista; esto significa llevarlos consigo cuando contestan el teléfono o atienden una llamada a la puerta.

Además de los consejos para prevención contra envenenamientos mencionados anteriormente, los padres y las personas a cargo del cuidado de los niños deben seguir estos consejos de seguridad con el fin de reducir el riesgo de envenenamientos involuntarios.

  1. Use envases resistentes a los niños apropiadamente cerrando bien el envase después de cada uso, o si están disponibles, elija envases de dosis unitarias, resistentes a los niños, los cuales no necesitan reaseguro.
  2. Llame al (800) 222-1222 de inmediato en caso de envenenamiento.
  3. No ponga velas y lámparas decorativas que contengan aceite para lámpara en un lugar que los niños puedan alcanzar. El aceite para lámpara puede ser muy tóxico si es ingerido por niños pequeños.
  4. Siempre encienda la luz cuando dé o tome medicamentos, de modo que pueda ver lo que está tomando. Verifique la dosis cada vez que la tome.
  5. Evite tomar medicamentos delante de los niños.

"Al almacenar, supervisar y usar de forma segura y adecuada todos los productos domésticos se pueden reducir sustancialmente los accidentes en el hogar", dijo Nancy Bock, vicepresidenta de Education de la Soap and Detergent Association, y presidenta del Consejo de la Semana de Prevención contra Envenenamientos. "Elimine las oportunidades para evitar accidentes y literalmente puede salvar vidas."

Según la AAPCC, los centros nacionales de control de envenenamientos recibieron alrededor de 1.2 millones de llamadas por exposición a venenos que involucraban a niños de 5 años y menores en el año 2004. Entre los productos domésticos potencialmente tóxicos a los que se hacía referencia en estas llamadas se encontraban:

  • Productos para el cuidado personal, incluyendo aceite para bebés y enjuague bucal con etanol;
  • Agentes de limpieza, incluyendo destapadores de desagües y limpiadores para hornos;
  • Analgésicos de venta libre -- incluyendo ibuprofeno, acetaminofeno, y aspirina -- y medicamentos para la tos y el resfrío;
  • Hidrocarburos, del tipo de aceite para lámparas y lustramuebles; y
  • Vitaminas y complementos con contenido de hierro para la resistencia en adultos.

"Si bien reconocemos los progresos significativos que se han hecho en pos de la prevención contra envenenamientos, cada día hay nuevos padres, abuelos y personal para el cuidado de niños que pueden no estar concientes del potencial que tienen los envenenamientos", dijo Kathy Wruk, presidenta de AAPCC.

Para obtener un paquete gratis de publicaciones sobre prevención de envenenamientos, escriba a "Poison Prevention Packet", P.O. Box 1543, Washington, DC 20013, o visite http://www.poisonprevention.org. Para obtener más información sobre prevención de envenenamientos y centros de control de envenenamientos, visite http://www.aapcc.org