Proteja Su Famila del Envenenemiento por Monóxido de Carbono

Consejos de Seguridad

  • Programe una inspección cada año de todos los sistemas de calefacción (incluyendo chimeneas y ventiladores) por un profesional calificado.
  • Nunca opere un generador portátil dentro de la casa o fel garaje, aún cuando las puertas y las ventanas estén abiertas. Solamente use generatores afuera, y lejos de la casa.
  • Nunca traiga una parrilla de carbón grill dentro de la casa para calentar o cocinar. No haga parrilla en el garage.
  • Jamás use estufas eléctricas o a gas para calentar el hogar.
  • Abra el humectador del fogón antes de comenzar un fuego y manténgalo abierto hasta que las cenizas se enfríen. Un humectador abierto puede ayudar a evitar la formación de gases venenosos dentro del hogar.
  • Instale alarmas de CO que funcionan con baterías, o con electricidad pero incluya baterías en su casa en el pasillo cerca de los dormitorios y en cualquier otra habitación donde la gente duerma.
  • Conozca los síntomas resultantes por el envenenamiento de monóxido de carbono: dolor de cabeza, mareos, debilidad, náuseas, vómito, somnolencia y confusión. Si usted sospecha envenenemiento por CO, debe moverse inmediatamente a un área con aire fresco, y entonces llamar al 911.

Conozca los Síntomas de Eenvenenamiento de Monóxido de Carbono

  • Ya que el CO no tiene olor, ni color, ni puede ser detectado por los sentidos humanos, puede que las personas no sepan que están expuestas al CO. Los síntomas iniciales de envenenamiento por niveles bajos o moderados de CO son similares a los del flu (pero sin la fiebre). Estos incluyen:
    • Dolor de cabeza
    • Fatiga
    • Respiración irregular
    • Nausea
    • Mareos

  • El envenenamiento por altos niveles de CO causa síntomas más severos que aumentan progresivamente. Estos incluyen:
    • Confusión mental
    • Vómitos
    • Pérdida de coordinación muscular
    • Pérdida de conciencia
    • En última instancia la muerte

  • La severidad de los síntomas está relacionada tanto al nivel de CO como al tiempo que la persona esté expuesta a éste. En el caso en que el CO es liberado lentamente por aparatos residenciales defectuosos, los residentes y/o los médicos pueden confundir los síntomas de envenenamiento por CO leve o moderado con los síntomas del flu, lo cual en ocasiones provoca muertes trágicas. Si la exposición a altos niveles de CO ocurre rápidamente (por ejemplo, asociada al uso de generadores en espacios residenciales) las víctimas pueden sentirse confundidas rápidamente y pueden perder el control de sus músculos sin haber experimentado síntomas leves inicialmente. Es muy probable que estas personas mueran si no son rescatadas.